Seleccione su idioma:
13839 Hawthorne Blvd
Hawthorne, CA 90250
Manténgase conectado:

Temas de impuestos

En nuestra oficina le ayudaremos a preparar sus Impuestos, utilizando todos los Créditos otorgados por el Gobierno, para su tranquilidad MIGUEL QUIMBAYO INCOME TAX, cuenta con experiencia desde 1982, Haga clic en uno de las conexiones para aprender más acerca de estos temas importantes del impuesto.

Créditos por menores
Si usted tiene menores o dependientes calificados que viven con usted, existen oportunidades para ahorrar impuestos que debe explorar. El propósito de este folleto es alertarlo sobre algunos de estos ahorros.

Crédito por Cuidado de Menores y Dependientes
Si usted paga a alguna persona para que cuide de un hijo calificado menor de 13 años, de su cónyuge incapacitado o de un dependiente incapacitado, es posible que reúna los requisitos para obtener un crédito de hasta 35% de sus gastos. Para calificar, usted debe pagar estos gastos para poder trabajar o buscar trabajo. Este crédito reduce directamente sus impuestos y está disponible para ciertos gastos de cuidado de menores y dependientes. Según cuál sea su ingreso bruto ajustado (AGI), el crédito puede ser de hasta $1,050 para una persona calificada y de $2,100 para más de una. Este crédito le ofrece ahorros en su declaración de impuestos, y usted puede obtener los innecesidad de detallar sus deducciones. La cantidad de crédito es mayor si el ingreso bruto ajustado es bajo y, si es más alto, la cantidad de crédito se reduce. El crédito se calcula en el Formulario 2441. Los gastos de cuidado de menores que se paguen por cada hijo deben listarse separadamente.

Crédito por ingreso del trabajo (EIC)
Este es un crédito aplicable a trabajadores de bajos ingresos, que pueden o no tener uno o más hijos calificados que vivan con ellos. Si usted reúne los requisitos para obtener este crédito, se le descuenta directamente del impuesto total. El crédito le puede ser reembolsado incluso si usted tiene responsabilidad tributaria de cero. Si usted tiene un hijo calificado y su ingreso del trabajo bruto ajustado (AGI) son individualmente inferiores a $33,241, ó $35,241 si su estado civil para efectos de la declaración es “casado” y la presenta en forma conjunta (MFJ), puede ser elegible para un crédito máximo de $2,853. El crédito máximo es $4,716 si usted tiene más de un hijo calificado y su ingreso del trabajo mas su ingreso bruto ajustado son individualmente inferiores a $37,783, ó $39,783 si presenta una declaración conjunta.

Crédito Tributario por Hijos
Es posible que pueda reclamar un crédito de hasta $1,000 por hijo calificado. El niño debe ser menor de 17 años al finalizar el año, y debe ser reclamado como dependiente. El crédito se reduce si su ingreso excede el umbral, que es de $110,000 para declaraciones conjuntas, de $75,000 para declaraciones de personas solteras o cabezas de familia, y de $55,000 para declaraciones de personas casadas que presenten su declaración separadamente (MFS). Este crédito no puede superar la cantidad del impuesto que deba pagar. Sin embargo, puede reunir los requisitos para reclamar un crédito tributario por hijos adicionales y reembolsables utilizando el Formulario 8812.

Las familias con tres o más hijos calificados posiblemente puedan reclamar el crédito tributario por hijos adicional en el Formulario 8812. Este crédito reembolsable depende de la cantidad de impuestos del Seguro Social y de Medicare retenidos o pagados, menos cualquier crédito por ingreso del trabajo (EIC) que haya recibido.

Compra de una casa
¿Está pensando en comprar una casa? ¿Cómo afectará esta compra su situación tributaria? La mayoría de los gastos en que se incurren al comprar un hogar familiar no son deducibles. Existen, sin embargo, ciertos gastos de cierre que se agregan a la base de su vivienda. Es importante que usted haga un seguimiento de la base de su vivienda, ya que en el momento de la venta necesitará ese valor para calcular cualquier ganancia o pérdida.

Los siguientes gastos de cierre que se realizan en el momento de la compra se agregan a la base de su vivienda: honorarios de abogados, gastos de registro, honorarios por resumen relativo a título, inspecciones, búsquedas de títulos, título del propietario, póliza de seguros e impuestos de transferencia. Estos rubros generalmente se incluyen en su cuenta de cierre de transacción.

Cuando se es propietario de una casa
El IRS permite hacer deducciones del año corriente para ciertos gastos asociados a la propiedad de su casa.

Impuestos sobre bienes inmuebles —Usted puede deducir los impuestos sobre bienes inmuebles en el año en que los pague. Estos pueden estar informados en el Formulario 1098, el estado de cuenta anual de la institución financiera que es titular de su hipoteca. También debe deducir cualquier impuesto prorrateado que le hayan cobrado al cerrar la transacción de venta de su casa. Estas cantidades no siempre se incluyen en el Formulario 1098.

Impuestos y contribuciones locales—Los impuestos locales pueden deducirse si son aplicados uniformemente a todas las propiedades de la jurisdicción y se basan en el valor de tasación de su hogar. Las contribuciones locales (por ejemplo, para las aceras) no son deducibles, pero se agregan a la base de la vivienda.

Intereses hipotecarios—La cantidad de intereses hipotecarios que usted pagó sobre su vivienda principal (o su segunda casa) es deducible. En general, esta cantidad se le informa en el Formulario 1098. También puede deducir todos los “recargos” pagados al comprar su vivienda, incluso si algunos de ellos han sido pagados por el vendedor. Si usted cumple ciertos requisitos, estos recargos pueden deducirse por completo en el año en que se pagaron. De lo contrario, deben deducirse a lo largo del plazo de vigencia de la hipoteca. Tanto los recargos pagados por usted como los pagados por el vendedor suelen aparecer en su cuenta de cierre de transacción. Los recargos pagados por el vendedor que usted reclama como deducción detallada reducen la base del costo de su casa.

Mientras sea propietario de su casa, mantenga un registro del costo de las mejoras realizadas por usted que le agreguen valor a la propiedad, como obras de jardinería, patios, piscinas, plataformas, agregados de habitaciones y reemplazos de techos. Estos rubros se agregan a la base del costo. Las reparaciones como la reparación de pérdidas, arreglo de techos y pintura no son deducibles y no se suman a la base. El costo de la mano de obra tampoco es deducible.

Si su hogar resulta dañado por un evento repentino e imprevisto, como un incendio, una tormenta, actos de vandalismo o robo, la pérdida no cubierta por el seguro es deducible, sujeta a una reducción de $100 y a un límite de ingreso bruto ajustado del 10%. Una pérdida fortuita deducible reduce la base de su casa en la cantidad reclamada como deducción.

Venta de una casa
Según lo permitido por el IRS, hasta $500,000 de la ganancia proveniente de la venta de una vivienda principal
Puede estar libre de impuestos si usted es casado y presenta una declaración conjunta; si usted presenta su declaración como soltero o casado separadamente, $250,000 de esa ganancia están exentos de impuestos. Para aprovechar la exclusión completa, usted debe haber utilizado su vivienda y haber sido su propietario durante dos de los últimos cinco años anteriores a la venta. Si usted se muda antes de satisfacer el requisito debido a un cambio de lugar de trabajo o un cambio en sus condiciones de salud, su exclusión se ajustará en forma prorrateada sobre la base del tiempo que haya vivido en la casa.

La exclusión pueden ser aprovechadas en forma ilimitada por un vendedor de cualquier edad, siempre que se cumplan todos los requisitos. Las pérdidas provenientes de la venta de su casa no son deducibles.

Llevar registros
Las reglamentaciones del impuesto sobre el ingreso asignan la carga de la prueba al contribuyente. Debido a esta circunstancia, usted debe llevar registros adecuados para preparar su declaración de impuestos. Estos registros deben comprobar sus ingresos, los gastos y créditos que usted informe. Son los mismos registros que usted utiliza para controlar su negocio y mantener el control de sus finanzas personales.

Si usted opera un negocio, sus registros deben estar disponibles para ser inspeccionados por el IRS. Si el IRS examina alguna de sus declaraciones de impuestos, es posible que le soliciten que explique los rubros que usted haya informado. Un juego completo de registros acelerará la evaluación.

Tipos de registros que es preciso llevar
¿Qué registros debe llevar un contribuyente individual? Debe conservar copias de la información de su declaración de impuestos, junto con todos los comprobantes. Por ejemplo, debe guardar su declaración de impuestos junto con copias de los Formularios W-2, cualquier documento relacionado con sus ingresos, cheques cancelados, recibos por deducciones y estados de cuenta hipotecarios. También debe conservar los documentos que comprueben sus reclamaciones de créditos,así como los ajustes y las deducciones.

El contribuyente debe poder sustanciar el uso de un vehículo con fines de negocios por medio de documentación escrita, lo cual incluye generalmente un registro de las fechas de los viajes de negocios realizados, los clientes visitados, el objeto de los viajes, la cantidad de millas recorridas con fines de negocios, y el total de millas recorridas por el vehículo durante el año. Si usted incluye gastos reales, debe guardar los recibos relacionados con el mantenimiento del automóvil.

Debe poder probar sus deducciones por gastos de viajes, agasajo, regalos de propaganda comercial y transporte local. Es preciso conservar registros que respalden su declaración. Si realiza viajes por razones médicas, es posible deducir una tasa estándar por cada milla recorrida de ida y vuelta a consultorios médicos, farmacias y hospitales, así como ciertos gastos de viaje al ausentarse de su casa.

Lleve registros de sus gastos como voluntario y de las millas que recorra con fines caritativos, si estos gastos se relacionan directamente con un servicio prestado a una institución de caridad. Conserve los recibos o los cheques cancelados de instituciones benéficas reconocidas. Usted tiene la obligación de guardar recibos que incluyan el nombre de estas instituciones, así como las fechas y las cantidades de sus donaciones.

Trabajador por cuenta propia
Por lo general, usted es considerado trabajador por cuenta propia en los siguientes casos:

Opera como contratista independiente
Es el dueño único de un negocio
Desarrolla su negocio en forma independiente.

Cosas que usted debe saber si trabaja por cuenta propia
Si usted y su cónyuge operan un negocio juntos y presentan una declaración conjunta, ambos pueden ser tratados como dueños únicos y no como una sociedad colectiva. Cada cónyuge informaría su participación en el ingreso y los gastos como trabajador por cuenta propia en el formulario correspondiente.

Hasta 100% de los gastos de seguro médico que usted paga por sí mismo, su cónyuge y sus dependientes, puede deducirse como ajuste al ingreso en el Formulario 1040. La deducción se resta directamente del total de sus ingresos, y se aplica independientemente de que la presentación sea detallada o no.

Si usted trabaja por cuenta propia y está cubierto por un plan de seguro de salud con deducible alto, puede crear una cuenta de ahorros médicos (MSA). La cuenta de ahorros médicos es una cuenta de custodia exenta de impuestos que usted abre en una institución financiera de los Estados Unidos (como un banco o una compañía de seguros), en la cual puede ahorrar dinero exclusivamente para sus gastos médicos futuros. Las distribuciones de las cuentas de ahorros médicos están libres de impuestos si se las utiliza para gastos médicos calificados.

Si usted utiliza su vehículo con fines de negocios, puede deducir los gastos asociados con este uso. A tal fin, debe hacer un seguimiento de los gastos reales o utilizar la tasa estándar por milla.

Si opera un negocio desde su hogar, posiblemente tenga derecho a obtener una desgravación fiscal. Las siguientes preguntas le ayudarán a determinar si usted puede deducir el uso de su hogar con fines de negocios:

¿Es esa parte del hogar familiar utilizada regularmente y únicamente en conjunto con su negocio o trabajo?
¿Es este el domicilio de negocios principal?
¿Es este el lugar donde los clientes se reúnen con usted?
¿Es este el lugar donde usted guarda muestras de productos?
¿Es este el lugar donde usted administra o maneja su ocupación o negocio?

Si usted responde “Sí” a cualquiera de estas preguntas, es posible que esté en condiciones de deducir ciertos gastos operativos y por depreciación en razón del uso de su hogar con fines de negocios. Los mismos beneficios fiscales pueden aplicarse si usted mantiene una estructura separada para su negocio.

Usted puede recuperar su inversión en ciertos bienes relacionados con el negocio (como equipos, un vehículo o un edificio) por medio de la depreciación. De esta manera, deduce parte del costo del bien en la declaración de cada año. Si usted no reclama la depreciación y luego vende el bien, el IRS calculará la base como si usted hubiera aprovechado la deducción cada año. Si usted no reclamó deducciones por depreciación sobre los bienes asignados a servicio en años anteriores, si o reclamó menos de lo que podía, es posible que pueda recuperar toda la depreciación permitida en el año en curso.

En lugar de utilizar el método de la depreciación, es posible deducir hasta $125,000 de ciertos bienes de negocios en el año en que estos se ponen en servicio (como una deducción conforme al artículo 179).

Los salarios y sueldos de sus empleados son deducibles si se pagan por tareas relacionadas directamente con su negocio, y si el pago es razonable teniendo en cuenta la naturaleza del trabajo. Usted debe estar en condiciones de verificar que los pagos se realizaron por funciones realmente desempeñadas. Existen diversos tipos de retenciones para tipos diferentes de empleados. Para informar pagos realizados a empleados, es preciso utilizar formularios específicos.

Usted puede deducir gastos por un bien arrendado (como un automóvil o una computadora) utilizado en su negocio. Si el bien no se utiliza exclusivamente con fines de negocios, puede deducir únicamente el porcentaje de uso que corresponda a su negocio o trabajo.

Los créditos tributarios de negocios pueden reducir su impuesto por pagar. Entre otros, existen créditos para proporcionar acceso a personas incapacitadas, así como para brindar trabajo a miembros de grupos con necesidades de empleo especiales o tasas de desempleo superiores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


* campos
obligatorios